Juego limpio

Los niños de 1 a 3 años son verdaderos exploradores. Como son tan pequeñitos, se cuelan en cualquier rincón y se ponen manos a la obra a descubrir todo tipo de tesoros: el mando de la tele, un nuevo peluche, un zapato olvidado. Y será que para comprobar la autenticidad de estos tesoros se lo llevan todo a la boca.

Por eso, debes preparar el terreno. Para empezar, desinfectando todos sus juguetes. Que no te engañen sus caritas inocentes… ¡son auténticos depósitos de gérmenes! Consecuencia de ello son algunas de las infecciones, gripes y resfriados que tan a menudo pillan nuestros pequeños.

Estos consejos te van a ir muy bien si quieres asegurarles un juego limpio y seguro:

1. Elimina los gérmenes que se depositan en los juguetes con un desinfectante, una vez a la semana. Si es posible, lávalos regularmente con algún limpiador o detergente para eliminar los restos de suciedad, saliva o incluso alimentos.

2. Puedes lavar muchos en el lavavajillas, pero asegúrate primero de leer las instrucciones: ¡Mister Potato podría derretirse en el ciclo de lavado!

3. Los peluches son los peores, porque acumulan un montón de ácaros. La buena noticia es que hay un pequeño truco: si los metes en el congelador unas horas, el problema estará resuelto. Y no está de más pasarles un buen baño en la lavadora con frecuencia.

4. No olvides que es tan importante lavarlos periódicamente como conservarlos limpios. Y en este sentido, has de procurar que tu pequeño se lave las manos antes de jugar. Además, estarás inculcándole una estupenda rutina de higiene personal.

5. ¿Y si algo cae en el suelo? Tratar de evitar que los niños tiren y cojan cosas del suelo es imposible, pero no hay por qué agobiarse, por lo general no corren un gran riesgo siempre que estén dentro de casa y no se trate de alimentos u objetos mojados.

También podría interesarte




Con tu opinión esta web está cada día más guapa.Cuéntanos lo que te gusta y lo que te gustaría mejorar. Es la forma
de conseguir que esta web sea la mejor amiga de tu hogar.