Tu mascota: primeros pasos juntos

Tener una mascota es una gran decisión que no debes tomara a la ligera, ya que además de ser una gran responsabilidad, tienes que estar preparado para educarlo y para que la convivencia juntos sea lo más agradable posible. La limpieza, por ejemplo, es un aspecto a tener muy en cuenta en su proceso de adaptación y posterior desarrollo. Además, puede que tu casa sufra algunos desperfectos con la llegada del nuevo componente de la familia y debes estar listo  para ello.

Hasta que tu mascota aprenda que no puede andar a sus anchas por los muebles del hogar, puede que la casa sufra una pequeña revolución. Lo primero que tienes que controlar, al igual que si de un niño pequeño se tratara, son los objetos decorativos  que se pueden romper con mayor facilidad. Durante esta primera etapa de adaptación te recomendamos que los retires,  ya que con su caída y, quizá, rotura, puede que tu suelo se vea dañado. 
 
Cuidado con el suelo
Un problema común en la llegada a un nuevo hábitat es que las mascotas realicen sus necesidades en cualquier lugar de la casa. Por ejemplo, un gato recién llegado, tendrá que aprender a hacer sus necesidades en un sitio determinado. Ese lugar, lleno de grava y arena será mucho más atractivo para tu gato si lo humedeces ligeramente con unas gotas de un producto que limpie y desinfecte, como Estrella 2 en 1 con lejía y detergente. El olor a cloro que desprenderá lo incitará a orinar allí. Además, puedes emplear este producto para lavar el arenero ya que, además de limpiar y desinfectar tiene un olor que al gato le gustará.
 
Los perros también tienen que aprender a orinar en un sitio en concreto, bien en un espacio de casa destinado a ello o bien fuera de casa. Hasta que el perro consiga adaptarse a esta norma ten mucha paciencia, el aprendizaje es un proceso lento y merece la pena invertir tiempo en que las cosas se aprendan bien. 
 
Si tu suelo es de madera ten en cuenta que, pese a su durabilidad y resistencia, son sensibles a la aparición de manchas o deformidades. Para limpiar los descuidos que pueda tener tu mascota al principio  lo primero que tienes que hacer es no dejar que se seque, ya que así será más fácil su limpieza. Para ello utiliza inicialmente un paño húmedo y, después, puedes utilizar un limpiador sin lejía desinfectante como por ejemplo Estrella Oxygeno Activo que puede utilizarse en superficies delicadas como el parquet y que  elimine también las bacterias.
 
Eliminar los malos olores
Seguramente no te des cuenta, pero tu casa cambiará de olor. Para conseguir que vuelva a tener el buen olor que la caracteriza, lo primero que debes tener en cuenta a la hora de adoptar una mascota en casa es ventilar bien todos los días y limpiar y desinfectar diariamente. Productos con olores agradables, pero fuertes, como el limón, ayudarán a mantener vuestro hogar con un agradable olor a limpio. 
 
Merece la pena
 
Aunque pueda parecer que son muchos los inconvenientes, son más las recompensas de tener una mascota en tu hogar: cariño, compañía, diversión,… Indiscutiblemente, ¡merece la pena!

También podría interesarte

Niños, embarazadas y mascotas

Publicado el 06/04/2011
0 0

Pongos, los okupas de tu casa

Publicado el 01/12/2009
0 1

Ver más



Con tu opinión esta web está cada día más guapa.Cuéntanos lo que te gusta y lo que te gustaría mejorar. Es la forma
de conseguir que esta web sea la mejor amiga de tu hogar.